lunedì 19 ottobre 2020

MENGUA LA LUNA

Mengua la luna

se va cerrando

como una boca
cuando se le acaban las palabras

Cambia de lugar 
corriendo la noche 
entre sombras compactas

ladrona de luz 
refractaria de estrellas

¿A dónde vas, luna?

si todavía hay noche

y yo tengo 
unos cuantos sueños
metidos en el centro 
de lo que respiro
                      que por cierto 
                      no te los he dicho aún

Mengua la luna
y  mengua con ella

el verde profundo de la hoja
el vestido de fiesta del mar
el noctámbulo andar del poeta
y su mirada sobre las calles mudas

Mengua el fulgor 

protagonista de los pliegues
que de tu piel caprichosa
se hace paisaje 

hoy 
dunas sobre esta cama

mañana 
bosque que recorreré 
a ojos cerrados

con el tremor de saberte

de punto en línea
de labios a colinas

Parece una barca

la luna

que se deja en abrazo
en las aguas insondables
de la estesura líquida

a la deriva

Y yo en ella

en medio de dos horizontes

como un lucero
aferrado 
al índigo universal

Mengua la luna

hasta la llenura

y yo con ella

©hebemunoz













domenica 27 settembre 2020

LASCIAMI RIMANERE

Quando passerà questo tempo
lasciami rimanere
nell'iride della tua pupilla
come uno sguardo perpetuo
sull'infinito

Sorreggimi 
tra i vicoli dei tuoi silenzi
dove si affacciano dalle tue labbra
le tante parole di noi
che attendono di essere ancora dette 
mentre continui a camminare
per le vie di questa città 
che abbiamo fatto solo nostra 

Torno da te sempre
per rimanere costante
nell'eterno affacciarsi 
dellalunadoposole    
sole dopo vento
del tuo attendermi cielato
sulle sponde dei tempi ancestrali

Ti tengo e ti contengo
prima del tuo prendermi in te
ancor prima del tuo arrivo
ero qui in veste di primavera

Oh
tu
il mio tutto tra le mani

E ci sarò ancora 
radicata alla terra fertile 
della memoria 
che del mio amarti 
hanno i tuoi pensieri.

©HebeMunoz








 
  

domenica 30 agosto 2020

EXCUSAS

Que yo tape los espejos
para no verte ni vernos
ni por fuera ni por dentro

Que cierre los ojos 
delante de la primavera
para dejarla pasar inadvertida

Que le dé la espalda al mar
y a las olas y a la espuma
al inmenso contenido en él

Que me esconda de la luna
en las sombras de sus noches
que yo no cuente las estrellas

Que enmudezca 
aún con palabras en la boca
Que no escriba ni te hable
ni te cuente de Dios

Que cierre mis manos
y las convierta en nudos
amarrados sobre mí
donde nadie cabe

Que de un espacio abierto
yo me limité a un ángulo berliniano

Que de la sangre
nada
Que del dolor
nada
Que del cielo
ni un gajo de nube
Que de la Libertad
ni las alas

Que yo le destruya
los puentes a una caricia

Que por pasión
hielo
Que por besos 
agua
Que en vez de tu cuerpo
mi miedo

De la vida 

estas

son todas excusas

para no ser de ella
y para que ella no sea mía

@hebemunoz





giovedì 27 agosto 2020

PUNTO

Nos encontamos
en un punto de la vida

que no es un lugar
ni un tiempo definido

es más bien 
un punto redondo
donde confluyen 

la mística atemporalidad
de lo eterno gravitacional
con 
lo intangible inimaginable
de la escencia vital 

Este punto al que se llega
abriéndose camino
a través 
de las angustias cotidianas
en los zapatos del otro

zapatos del otro roto
rotos zapatos del andante

Yo no recuerdo un tiempo
más semilla
que este

un punto silencioso
debajo de la tierra
de los hombres

un punto solo y a oscuras

en punto de muerte hacia la vida

en el medio 
de muchos puntos de vista

y punto

©hebemunoz











venerdì 24 luglio 2020

NO HAY LUGAR

No hay lugar 
donde uno pueda esconderse
cuando el dolor 
llega de repente

No hay rostro que se voltee
para evitar las lágrimas
cuando borbotean sin fín

No hay mirada 
que escape a la tristeza
de verla en todas las cosas
extendida como una sombra

No hay pecho que resista
el acantilado vacío
que deja una ausencia

No existe una sola palabra
para describir el tremor del alma
que despide el vuelo de otra alma

No hay comas ni puntos
que ayuden a un respiro angustiado
para que haga una pausa

Ni puntos exclamativos
mucho menos interrogativos
que respondan a la soledad redonda
que deja un cariño
cuando se le caen sus hojas

No hay puntos suspensivos

No por ahora

©hebemunoz

En la imágen: el Poeta Armando Rojas Guardia 1948-2020 (izq) con el poeta Francesco Nigri. 

Génova. Italia. 

Foto de © HebeMunoz. 2018.


venerdì 17 luglio 2020

ADAMAR

Háblame 

con palabras antiguas
durmientes en un ángulo remoto
de la memoria
de los ancianos

palabras contenidas 
en las baladas 
de los abuelos

en sus epístolas románticas

susurradas a escondidas

hoy 
hojas de un otoño 
del día después de la primavera

Háblame 

con voces que evocan 
el gusto añejo
de las sílabas 
pronunciadas lentamente

cual sorbo de vino amontillado
de las tierras albarizas de tu boca

Ayúdame a reencontrar
ese eco abrazado a las rocas

del acantilado lenguaje
de la sabiduría 
cosmogónica ancestral

pues 

verte he 

desde el cándido luminar
que de mis pupilas se enciende

y será la algarabía de saberte mío

al candil de las tuyas

como ese día cuando

recostada tu cabeza en mi saya

a la hora del tañer de las campanas

me enseñaste que este amor

más que amar 

es adamar

©hebemunoz















sabato 11 luglio 2020

DEDICADO: LA LUZ NUNCA NOS DEJA

Cuando observo con el alma, escucho con todo mi ser. 

Armando Rojas Guardia, poeta, maestro, amigo insustituible, ahora te encuentro en la Luz. 

LA LUZ NUNCA NOS DEJA

Creo firmemente
en la Luz 

la que nunca nos deja

aquella que se refleja 
en los cristales acuosos
del llanto con el que se miran
las filigranas de nubes
en las noches más oscuras

creo que ella
salta los linderos de la desesperanza

y corre

corre lejos del país del desatino

donde la demencia colectiva 

insiste en trazar mapas  

en delinear fronteras sobre las aguas

Por cuanto intangible y cierta 

su naturaleza absoluta 

es el cosmos infinito del alma

Creo 

en su porfiada esencia libre

en la inminente capacidad 
que tiene de caer 

redonda como las cosas ciertas

oblicua y perpenticularmente

sobre la tozudez humana

hasta dejarla muda 

de tanta hermosa locura

Aquello que 

los vigilantes de las tinieblas 

insisten en llamar 
concienzuda razón del orden de las cosas

no son más

que inútiles cárceles 

para el resplandor  
que solo tienen las almas auténticas

viajeras expertas 
entre los barrotes 
y las grietas
y los puños apretados 

El credo de Vida
es fecundo manifiesto   
donde todo tiempo es perfecto

Fuera de las murallas 
de la ciudad de la noche
de las calles del desconsuelo
de las tierras del fango

más allá de los párpados caídos
de los ángulos obtusos
de los músculos rígidos 
del abismo de sueños

ilumina sin enceguecer
la escrupulosa verdad 
que siempre es

Yo creo que la Luz
nunca nos deja

nos basta solo vivir en ella

confiadamente desnudos 

sin temor alguno a los desengaños

©hebemunoz